Mi idea para estos días era muy diferente a lo que estoy viviendo ahorita. Me imaginaba que, aprovechando que mi hermana está en el país y son sus últimos días acá, ibamos finalmente a desayunar juntas en Canegüe en el Zonte, que recién cambiados los pedales de la bici, los iba a ir a estrenar al bicentenario; que para viernes ya habría llevado mi carro a pintar y ya podría ir poniéndolo en venta… Pero no.

En lugar de todas esas ideas y planes, que puede que sean insignificantes para muchos, estoy cerrando el mes de agosto, desde la cama de un hospital con un diagnóstico de COVID positivo con indicativo de neumonía. Pero retrocedamos un poco para contarles cómo llegue aquí. (me vine manejando, oksi)

El lunes 23 amanecí con dolor de cabeza, no le di mucha importancia porque tengo la mala costumbre de tomar poca agua; el martes pasó lo mismo, pero por la tarde se me tapó la nariz, yo tampoco le presté atención porque padezco de sinusitis pero una amiga me sugirió que aprovechando que mi hermana había traído puebas rápidas de COVID deberia de hacerme una de esas. Llegué, me hice el isopado nasal y había que esperar 15 minutos, creo que no habían pasado ni 2 minutos cuando el reactivo ya había marcado positivo.

El resultado de mi prueba rápida: “you are fucked”

Me fui de ahí y el plan fue que el día siguiente iría a Analiza temprano a hacerme una prueba antígeno para reconfirmar el resultado. A las 9am ya tenia esa reconfirmación en mi whatsapp. Hice lo que consideraba que tenía que hacer: le llamé a mi jefa, que ya la había puesto en sobre aviso la noche anterior; luego llamé al 132 para reportarme como caso positivo COVID y mandar a pedir mi kit de medicinas (que 9 días más tarde sigo esperando) y a guardar cuarentena. Por suerte una compañera de trabajo me había pasado el listado de medicinas y dosis sugerida del MINSAL y ya con eso hice una lista de compras para la primera noche por medio de una app. También sigo esperando mi carta de cuarentena que venía con las pastillas.

Se los comparto acá por si a alguien le sirve.

La verdad que los primeros días, a pesar de la mocosera estuvieron tranquilos, todavía hice un par de chistes, revisé correos de trabajo, estuve en reuniones y todavía mi jefa me estuvo preguntando que si estaba bien. El viernes amanecí cansada, creo que me empezó la temperatura temprano, pero el punto de quiebre fue esa noche. Estaba viendo tele cuando empecé a sentir escalofríos horribles que no me queria ni levantar para ir al baño, me chequeé la temperatura y ya estaba en 38.5º, y yo que casi nunca padezco de fiebres, me estaba muriendo. Eso me llevó a la desición de buscar un médico particular que me atendiera por videollamada o algo.

El sábado tuve mi primera consulta y lo primero que hicieron fue pararme las medicinas de arriba, me explicaron que como no hay una medicina como tal para el virus, se enfocan en atacar los síntomas. Me cambiaron la medicación y me dejaron exámenes de sangre, lastimosamente por timing, no logré agendarlos esae día a domicilio, tuve que esperara a lunes. Tanto el sábado y domingo fueron días con fiebre alta (hasta 39.3), en realidad hasta el momento, han sido mis peores días en todo esto, no quería comer, no quería levantarme de la cama, no queria hablar con nadie o nada.

El lunes amanecí mejor, amanecí con energía, sin fiebre y con hambre (pero sin sentido del olfato o gusto). Luego de tener los resultados de los exámenes, me dejaron hacerme la placa de torax y yo todavía pensaba en que como me sentía tan bien hasta pasaría por una Melt Jr. Al Wendys… ¡oh ilusa!

Le mandé la foto de la placa de torax a mi doctora y ya iba en el carro cuando me pone lo siguiente: “hay neumonía, consideramos que amerita ser ingresada para recibir tratamiento por la vena, ya no se puede tratar con medicamentos orales” y acá se me fue el hambre, la vida y las ganas de ser adulta.

Mi placa de torax

Por suerte tengo el seguro de la oficina, hubiera preferido hospitalización en casa pero es extremadamente caro y el seguro no cubre de la misma manera que un hospital. Así que luego de un par de horas de hablarlo con mi familia y con gente de la oficina, decidimos que lo mejor sería venir al hospital, así quye armé una maletita para venirme 5 días, olvidé varias cosas, pero acá estoy desde el lunes por la noche. Se supone que estoy mejorando, que mi oxigenación está subiendo y poco a poco voy a mejorar. Me pusieron oxígeno, me pusieron medicina intravenosa y ahi voy ya.

Tengo tos seca fuerte, medio me agito y me dan ataques de tos, ese es un síntoma que no tenía en los días anteriores, pero me dicen que es “normal” o mejor dicho, de esperar; pero al estar en tratamiento, todo estará bien porque estoy en control. Voy para 3 días más, el tratamiento es de 5 días, así que espero salir de esto 💪

Y sí, ya estaba vacunada, me logré vacunar a finales de mayo con la one shot de la J&J, no se cómo estaría sin esa vacuna…

Unas cuantas fotos:

¿Cómo me contagié?

Pues mi teoría es que fue infección por superficie contaminada. Hablando con las doctoras que me han visto en estas 24 horas que llevo acá, me dicen que todavía son pocos los expertos que pueden saber con exactitud qué variante es, pero por la cantidad de tos que presento parece ser Delta; la mayoría de infecciones anteriores no presentaban tanta tos. Teniendo esto en cuenta y que se supone que una de las características de Delta es que se presenta síntomas en menos tiempo, tiene sentido con mi teoría: el viernes fui a almorzar a un lugar al cual no acostumbro y probablemente una mesa o un menu estaba contaminado; ese día recuerdo que se me olvidó bajar el alcohol gel, y asumo que me toqué la cara o la boca y ya estuvo. 2 días y medio más tarde, inicié con síntomas, un simple y tonto descuido.

Lo que me deja tranquila es que a pesar que estuve con 3 personas desde el lunes, ninguna de esas 3 personas tienen síntomas o han salido positivas.

Thank you note:

Y sí, yo se que sigo en el hospital y me faltan unos días más acá, pero gracias a todo mi support group, desde estar pendiente por whatsapp, telegram o en social media, distraerme, preguntarme si necesito algo, llevarme o enviarme detalles a la casa, hasta llegar a ver a mis crías 🐱🐱 en lo que estoy acá, o inclusive ofrecerse a ir a verlas, hasta venir a dejarme shampó y jabón al hospital porque se me fue empacarlo 😂de verdad infinitas gracias a todos 💚 ✨

Y por si alguien sale de hater que no le doy gracias a mi familia o a lxs doctorxs, pues sí a ellos más que nadie, mas todo a los doctores, estas personas no han parado, sus turnos siguen iguales, no han cambiado desde que inició la pandemia y sigue viniendo gente tan enferma porque no creen en la enfermedad y mucho menos en las vacunas…

Mi máximo respeto y admiración por estas personas, desde los que me ponen medicina, hasta las que cambian las sábanas de la cama o preparan la comida, cada una de estas personas son escenciales y se exponen todos los días en este trabajo.

3 comentarios sobre “No pensé que agosto terminaría así…

  1. Espero que sigas mejor! Soy súper fan de todo lo que escribís y pones pero nunca me había atrevido a decirte nada hasta ahora. De verdad te mando las mejores vibras y espero que pronto salgas de esta! Un gran abrazo,
    Andrea

    Me gusta

  2. No te conozco pero lamento mucho por lo que estas pasando, espero te recuperes pronto, solo una cosa no me ga gustado de lo que has escrito y es que utilices palabras en ingles habiendo tantas palabras en español que puedes utilizar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s