Vídeo

It’s a beach loving thing

La gente que me conoce, sabe, a veces demasiado bien, que no soy una persona que madruga, hell… me levanto 30 mins antes de mi hora de entrada al trabajo (sorry).

Amo mi cama, como toda persona “promedio”, detesto levantarme temprano, detesto levantarme si aún no ha salido el sol… y sin embargo… cuando es para salir de la ciudad, me puedo levantar a la hora que sea… no sé, es como un superpoder (not really pero diremos que si)

¿Por qué bajo tan seguido a la playa? Ese gasto increible de gasolina… Pues es que la playa me da paz… La manejada me da paz, me calma…

Creo que en otra vida vivía cerca del océano, quien sabe, realmente esa es la impresión que me da, la paz que transmiten las olas, además que la comida que sale del mar: un ceviche, ostras, camarones… yum! Para mi el gasto y el tiempo, las madrugadas, las escapadas, todo eso vale la pena por unos minutitos de paz, antes que el ajetreo del día a día pegue duro o luego del corre corre de todos los días, como un cierre perfecto.

Además, ahora con el drone me doy gusto con las cosas que logro ver y los videos y fotos que logro captar… Tener la playa a menos de 1 hora (sin tráfico) es algo que muchas veces no apreciamos y en realidad es más valioso que muchas otras cosas, hay personas que de Honduras vienen a nuestras playas porque les quedan más cerca que las de ellos.