Retomando esta historia después de muchos años de dejarla en hold.

Voy a comenzar este post diciendo que para mi, es como que no conocí Amsterdam… Pasé poco más de 24 horas ahí y la verdad no vi mucho (luego vamos a hablar de esto); tomé un par de fotos, vi los canales (algunos), vi la venta de flores (que parecían de plástico), comí comida china y me dormí.

Pero regresemos al inicio… Luego de haber llegado con pocos minutos para agarrar el avión que me llevaría a Amsterdam, tuve mi primer vuelo en Vueling; que no fue tan malo como los reviews dicen, obviamente fue un vuelo como de 2 horas a lo mucho y sí, los asientos son duros como un bus, pero lo bueno es que me pude subir.

Finalmente llegué al aeropuerto de Schiphol que es enoooorme y aparte llegué de noche y con toda la adrenalina agotada, estaba lista para irme a dormir. Del aeropuerto tomé un tren directamente a la estación de Nieuwmarkt, para luego caminar como 5 cuadras (y todavía recuerdo el ruido de las rueditas de la maleta, porque ya me había cansado de cargarla) hasta llegar al hostal donde me quedaría por menos de 24 horas, el Stayokay Hostel que quedaba justo frente a uno de los canales.

La idea original era, dormir ahí esa noche (llegué a las 11:30pm finalmente al hostal) y el día siguiente hacer un all-nighter porque mi vuelo salía tipo 7am, lo cual significaba que tenía que estar en el aeropuerto a las 5am, lo cual significaba que tenía que salir del hostal a las 3am. Seguro que iba a poder hacerlo…

A diferencia de Londres, Dublín y Roma, en Amsterdam estaba helado; no podía andar la calle sin suéter. Creo que estaba a 14º celcius, y en sol no se sentía tan frío; obviamente para alguien de latinoamérica que vive su día a día a 28º, estar a 14º era como estar a 10º.

Salí ese primer día con la idea de ir a ver la venta de flores Bloemenmarkt que estaba cerca del hostal y luego iría al red light district y a comer algo; finalmente iría al museo de Anna Frank y vería un partido de Champions League como cierre al día, previo a hacer el all nighter para evitar pagar otra noche de hotel.

Luego de ir a ver las flores, seguí caminando, tomando fotos, un par de videos para el video de todo el viaje, y en eso… se me atravesó una coffee shop, la Green House Centrum Coffee Shop y la curiosidad empezó a subir…

Creo que estuve ahí durante 20 minutos, empecé a sentir que me estaba pegando (porque por supuesto, lo agarré con ganas) y con eso venía un leve ataque de ansiedad, sobre todo porque estaba sentada en un banquito relativamente alto (perdón, mido 1.62 mts) y me preocupaba más el ridículo que iba a hacer si me caía. En eso caí en la cuenta que la mayoría de los que estaban ahí estaban igual o peor que yo, así que con esto me calmé un poco.

(Google Maps)

Pagué y decidí salirme, la verdad no sabía lo verdaderamente mal que estaba, decidí buscar un lugar donde sentarme y terminó siendo en una banquita frente a The Grand Amsterdam Hotel pero al menos tenía vista al canal. Como fun fact y creo que es un detalle que siempre quedará grabado en mi, es que me senté en esa banca a las 11:43am y me parqueé, literal, hasta la 1:20pm y por supuesto, me desperté con un gran munchies.

La banca (izquierda) frente a The Grand donde me quedé dormida un par de horas. (Google Maps)

Otro fun fact: además de que era antes de medio día, solo había desayunado en el hostal y me quedé dormida aproximadamente 2 horas en la calle… En mi crossbag andaba mi pasaporte y las tarjetas, lo único que se me ocurrió hacer en ese momento fue amarrarme la crossbag a un brazo, porque – la lógica de supervivencia- si me quieren robas las cosas, me van a despertar porque no las van a poder sacar. Tampoco es que me dormí todo eso de corrido, a medio delirio, porque si entré en un poco de pánico (me va a levantar la policía, me van a robar mis documentos, etc) y cada vez que me despertaba, me fijaba en los edificios del frente para tener una idea de cómo estaba mi sentido de la vista (las cosas se movían de arriba a abajo, en diagonal, etc) hasta que todo se normalizó y moría de hambre.

Por suerte había un lugar de venta de comida china (la comida china siempre es un win donde quiera que uno esté) justo a media cuadra de ahí y lo mejor de todo, tenían un value menu de almuerzo. Obviamente yo estaba pensando en un almuerzo, again, como los almuerzos de comida china latinoamericana: mucha grasa, chao mein con montón de carne, camarón, etc; y lo que encontré ahí fueron 3 tipos de sopas diferentes, pero pues, es lo que había. Estaba todavía un poco afectada, considerando que pedí la comida y en lo que me llevaban la soda.

Luego de eso caminé las dos cuadras restantes para regresar al hostal, del cual ya había hecho checkout antes de salir a caminar temprano y simplemente di mi tarjeta para que me cobraran la siguiente noche. Al final dormí de 3pm a 9pm; no salí a ver el partido y a partir de las 9pm, ya no me pude volver a dormir. Vi los capítulos que habían publicado de Sense8 en Netflix y esperé que dieran las 3am para poder ir a buscar un bus, tranvía o algo que me pudiera llevar a la estación central para agarrar el tren al aeropuerto; luego de caminar un montón para buscar un tranvía y darme cuenta que la tarjeta no funcionaba allá para eso; decidí pedir un uber de €5 para llevarme casi de 2Kms, pero la verdad es que estaba tan cansada, que no me importó.

Llegué a la Grand Central Station, parecía que estaba cerrada, pero no, compré mi boleto, recé que no fuera compra equivocada y por suerte, la mayoría que íbamos a esa hora, íbamos al aeropuerto, porque tuvimos que cambar de tren y no lo mencionaba bien el itinerario.

Llegué a tiempo Schiphol, hice lo que parecía una fila interminable para llegar a migración y poder llegar al gate para irme de regreso a Roma. Al final estuve poco más de 24 horas en Amsterdam, fue de las historias más graciosas que he vivido viajando sola, pero la verdad es que Amsterdan no cuenta en mi lista de viaje, no vi mucho, pasé dormida casi todo el día y definitivamente quiero ir nuevamente y hacer el recorrido de la manera correcta (sans weed).

El último fun fact: cada vez que siento olor a marihuana, me duele la cabeza.

El título del blog es en referencia a la canción de Lady Gaga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s